Centro Vodder® de fisioterapia

Método Godoy: normalización del linfedema

06/03/2016

  1. Entrevista a Paloma Domingo en ABC 

    El linfedema es una patología todavía desconocida para muchos profesionales y pacientes que la padecen de ahí la necesidad de que exista al menos un día que ponga el foco sobre ella. Es un  tipo de edema que provoca el aumento anormal de una extremidad por acumulo de líquido y macromoléculas en los tejidos causado por un mal funcionamiento del sistema linfático. Aunque no existen estadísticas fiables se calcula que el mundo  padecen esta enfermedad entre 250 y 300 millones de personas. En España los datos son de alrededor de 900.000 los pacientes que presentan esta patología. Según la Organización Mundial de la Salud alrededor de 150 millones de personas tienen linfedema secundario, y la incidencia del linfedema entre sobrevivientes de cáncer se estima entre  el 20-40%. El linfedema es una enfermedad crónica, que con el tratamiento adecuado puede ser controlado y evitar su progresión. Es necesario  actuar precozmente y realizar un buen mantenimiento. Para su tratamiento se requiere la asociación de distintas terapias que se adecuaran a la realidad de cada paciente El Centro Vodder  desde hace 24 años en el tratamiento y prevención del linfedema. Nuestras técnicas han evolucionado con los avances científicos y en la actualidad seguimos siendo pioneros con  utilización del Método Godoy mediante el cual podemos conseguir en la mayoría de los casos la normalización del linfedema. EL Método Godoy & Godoy Drenaje Linfático Global  es una terapia innovadora que surge de una exhaustiva investigación por parte del Dr. José María Pereira Godoy y su mujer Fátima Godoy Terapeuta Ocupacional. Este método aporta nuevos conceptos en el tratamiento de los edemas con origen venoso y/o linfático con un abordaje global en su tratamiento, contando con más de 15 años de experiencia y avalado por más de 100 artículos científicos. “Es el único método de tratamiento con estudios in vivo, in vitro y clínicos, constituyendo así una base científica de primera línea”. Con la aplicación de estas terapias podemos conseguir la normalización del linfedema en el 95% de los casos.

     

    LA TÉCNICA

    El Método Godoy  presenta varias opciones de tratamiento que se adaptan a la fisiopatología de cada paciente combinando para ello distintas terapias. Con este nuevo abordaje se consiguen resultados mucho más rápidos que con otras técnicas de drenaje, mejorando la circulación linfática a corto y largo plazo. Un tratamiento intensivo permite una reducción de volumen de aproximadamente un 10% diariamente y alrededor de un 50% en una semana. En los grados I y II es posible una reducción casi total del edema en 95%  de los pacientes  en algunas semanas por lo con esta terapia podemos conseguir la normalización del linfedema. Este método de trabajo consta de varias técnicas eficaces por si solas, pero que aplicadas de forma simultanea crean sinergias aumentado la eficacia de la misma: drenaje linfático  manual, estímulo cervical, terapia linfática mecánica, y contención. Drenaje Linfático Manual (DLM). La diferencia del DLM con otras técnicas como Vodder, Leduc  estriba en la simplicidad de las maniobras, rectilíneas  y centrípetas, para cuyo desarrollo se ha tenido en cuenta la anatomía, la fisiología, fisopatología y las leyes hidrodinámicas.  Otra característica diferenciadora es la utilización  de cremas humectantes y ocasiones oleosas que facilitan el desarrollo de las maniobras mejorando a su vez el estado seco e hipertrófico de la piel que en muchas ocasiones presentan este tipo de pacientes.

    Estimulo cervical

    Es un técnica independiente dentro del método Godoy&Godoy, que puede utilizarse de forma aislada o con otras técnicas de la Terapia Linfática Global que permite el estímulo de la linfa de todo el cuerpo, pudiéndose utilizar como técnica aislada en niños con linfedema y/o sinérgicamente con el resto de los componente de la terapia global.

    Terapia linfática mecánica y ejercicios linfomiocinéticos

    Para el drenaje mecánico los doctores Godoy han desarrollado diferentes dispositivos que permiten realizar ejercicios pasivos de  los miembros superiores e inferiores que favorecen la formación de la linfa.  Mediante otros aparatos los /las pacientes realizan movimientos activos que mejoran la contracción de los vasos linfáticos.

    Contención

    Sin la utilización de las prendas de contención adecuadas sería imposible conseguir una reducción tan rápida del volumen y el mantenimiento de los resultados. Por este motivo el Método Godoy  incluye en la Terapia Global la utilización de unas prendas especiales de baja elasticidad, que se han diseñado especialmente para este fin y que el paciente debe utilizar como complemento del resto de los componentes de la terapia.